Adios a las ruedas ponchadas

Algunos eventos de la vida no parecen solo casualidad, es como si una fuerza del mal lo propiciara para diversión suya; entre ellas, una bastante común es que se desinfle un neumático. Cambiarlo puede llegar a ser una verdadera tortura, sobre todo cuando hay prisa o se está de viaje por carretera y se encuentra en medio de la vasta nada. Por tanto, sería una maravilla que lograran simplificar el tedioso proceso del cambio o que simplemente no hubiera que hacer tal cosa. Por suerte, esto es casi un hecho.

Gracias a grandes como Michelin  y General Motors podría disfrutar de ver ese sueño realizado en un futuro no muy lejano. Estos gigantes están trabajando en un neumático que no requiere de aire, lo cual sería una completa revolución en la industria automotriz. El prototipo lo han llamado Uptis (siglas en inglés de sistema único anti – perforación) y ya fue presentado en un evento para la movilidad sostenible.

Pobre de los parchos y demás herramientas

Esta tecnología de neumáticos sin aire acabaría por completo el problema de neumáticos ponchados; y lo más importante es la disminución de riesgos que derivan de esta situación. Otro punto que se solventa, son los inconvenientes que surgen por no calibrar debidamente la presión de las ruedas.

No solo se beneficia el hombre, el medio ambiente también. Este invento evitaría que los propietarios de los coches se deshagan de los neumáticos antes de terminar con su ciclo de vida útil, recorta los gastos de materia prima en las industrias, energía y las emisiones de agentes contaminantes que resultan de la fabricación de las ruedas.

Por ahora, aún se está realizando una serie de pruebas que deben ser validadas para su posible comercialización. Los modelos de prueba han sido colocados en una flotilla de Chevrolet Volt EV; y si los resultados son los esperados, para el 2024 estarían circulando por las calles los primeros coches con esta tecnología.

Algunos piensan que algo tan simple como un neumático no es mayor problema para el medio ambiente, pero si lo es una lata o un pequeño envoltorio de caramelo, como no serlo un objeto de este tipo. Cualquier ayuda que aporte al cuidado y conservación del planeta debe ser bienvenido, ninguna contribución es pequeña, sobre todo cuando se trata de una amenaza tan grande que afecta a todos los seres vivos.

Otras maneras sencillas de colaborar con esta causa es reciclando, lo que es algo completamente factible debido a la gran cantidad de desguaces que se han aperturado en el país. No es necesario ir a probar suerte en cada uno, puede ubicar las piezas online visitando www.despiecesdecoches.com