3 Razones por las que el ron es la mejor bebida del mundo

ron-coctel

¿Puede ser el ron la mejor bebida del mundo? Nosotros pensamos que lo es, sin duda alguna y que no nos faltan argumentos para defender esta afirmación. Pero como muestra vamos a dar los tres que nos parecen más potentes e irrebatibles. Sobre todo el último de ellos, que es absolutamente fascinante.

1-   Combina con prácticamente todo

El ron es una bebida que resulta agradable de tomar de maneras muy variadas. Para los que adoran los sabores más fuertes el ron se puede tomar solo, con hielo. Esto es especialmente recomendable con los rones añejos, que tienen una gran variedad de matices y que solo de esta manera se pueden descubrir en su totalidad.

Para los que disfrutan de los sabores clásicos el ron con limón o con bebidas de cola es una opción que jamás pasa de moda. Los famosos cubalibres pueden variar en la manera en la que se sirven, pero han estado presentes en nuestros bares desde siempre.

Y para quienes prefieren sabores dulces, ligeramente tropicales y suaves, el ron con coco, con piña o con mezcla de zumos tropicales es una estupenda alternativa. Si se quiere dar un toque más sofisticado a la copa tenemos multitud de cócteles, como el mojito, que están de rabiosa actualidad.

2-   Su sabor convence a todo el mundo

Aunque el ron tiene bastantes grados no es una bebida con un sabor excesivamente fuerte, lo que hace que le guste a la mayoría de la gente. Quienes no soportan su sabor bebiéndolo solo lo disfrutarán en combinados, pero es raro que alguien que suele tomar copas con alcohol ponga problemas con el ron.

Existen rones muy diferentes, no solo en función de la marca, sino también del origen. Los entendidos son capaces de diferenciar el ron dominicano del ron cubano o del venezolano. Y dentro de cada país, también existen matices por su antigüedad o por el tipo de barrica en el que ha envejecido. Con tantas variedades, es fácil encontrar uno que nos convenza.

3-   Tiene una historia detrás que fascina

Esclavos que elaboraban esta bebida a las espaldas de sus amos, piratas que se emborrachaban tras haber conseguido un buen botín en las aguas del Mar Caribe o escritores y actrices que apuraban la noche en Cuba con una copa de ron en las manos.

Pocas bebidas cuentan con tantas y tan variadas historias. El ron tiene toda una leyenda alrededor que le suma un encanto extra.