Gustos que no sea un lujo

hazmeprecio

Todos hemos soñado con tener un coche de lujo, de gama alta y de un color muy vistoso para que todos los que te vean conducirlo se mueran de envidia, o una casa a las afueras de la ciudad con todas las comodidades, y hasta te has atrevido a preguntar el precio de alguna de ellas solo por saberlo, algunas necesitan una reforma y te haces hasta un presupuesto mental para saber cuánto te costaría dejar esa casa como la de tus sueños. Pero son puras utopías ya que ni aunque trabajando tres vidas podríamos permitirnos una compra de esa índole.

La manera de pensar actual no difiere mucho de la que tenían nuestros padres y nuestros abuelos, todo lo que necesitamos es constancia y trabajo duro para conseguir los objetivos que nos planteamos en la vida, cuantas veces no nos habrá dicho nuestro padre, ahorra, ahora que tienes trabajo no malgastes el dinero y ahorra un poco que cuando llegan las vacas flacas y siempre llegan, es importante tener un pequeño ahorro para poder afrontar las vicisitudes que se nos puedan presentar, y aunque queremos guardar un poquito siempre sale un gasto extra, ya sea un viaje, una compra o cualquier cosa que precise de nuestra ayuda para que ese poquito dinero que teníamos ahorrado por si acaso acaba desapareciendo.

Por mucho que busquemos lo más económico y lo que está más rebajado, con cualquier cosa que necesitemos comprar se nos va la mitad del dinero, de ahí la importancia de solicitar varios presupuestos del mismo proyecto, para poder comparar precios y gastar lo menos posible. No es un secreto que la crisis ha afectado a todos los sectores y que hoy en día el que quiere trabajar te hace un buen precio y así todos contentos.

Por eso para darte un capricho que no se considere un lujo, debes de barajar todas las opciones a tu alcance, tirar de presupuestos sin compromiso y optar por el más barato para poder complementarlo con otras actividades y gastar lo mismo pero con más opciones, mirar varios coches y no quedarte con el primero que ves, buscar en varias inmobiliarias o pasearte por las agencias de viajes a ver cuál te da un mejor precio por un todo incluido. No consideréis una pérdida de tiempo pedir varios presupuestos, a la larga es la mejor opción para ahorrarte unos euros.