Que hacen los desguaces

buscardesguaces

Los desguaces son negocios que se dedican a recuperar partes de un vehículos, en ocasiones los compran siniestrados, y también hay dueños que se los venden porque están muy viejos. No obstante, sin importar la apariencia o condición en la que se encuentren esos coches ofrecen una tasación que el dueño tendrá que valorar si lo acepta o no.

Una vez concretada la negociación, este tipo de empresas suelen tomar el control del proceso para dar de baja a su nueva propiedad, ya que, por lo general, no los compran para mantenerlos en circulación sino para descuartizarlos. Suena algo rudo y nadie quisiera imaginarse a su coche, amigo de aventuras, pasando por algo así.

No obstante, para consuelo de los vendedores, estos vehículos realmente son tratados con sutileza, precisamente porque el interés está en extraer la mayor cantidad de piezas posibles, así que lo que se debe pensar es que los automóviles que lleguen a estos establecimientos tendrán una utilidad a pesar de que los considerábamos inservibles. Por supuesto, esto significa una contribución a la conservación del planeta.

Los desguaces se pueden considerar unos grandes centros de reciclaje de vehículos, de no ser por ellos, quién sabe cuál sería el destino de todas esas partes no degradables. Los responsables de tales negocios llevan a cabo actividades de desarmar, clasificar y darles el mejor destino a cada parte del coche.

Definitivamente no todas las piezas estarán aptas para su reventa, al menos tal y como las extraen, pero luego de una evaluación se define cuáles son factibles de reparar y cuáles no. Las que se suponen que funcionan bien desde que son desprendidas del automóvil y las que se reparan se someten a pruebas de rigor, solo después de superar cada una de ellas es que pasan al inventario para ser vendidas.

Las que no sirven o las que no pasan las pruebas, pueden ser vendidas a otras industrias interesadas por ejemplo para fundirlas, o como insumos para la fabricación de otras cosas. Los líquidos tóxicos también se manipulan según las normativas de conservación ambiental hasta ser trasladados a vertederos acondicionados para tal fin.

Algunas piezas no requieren un protocolo de pruebas, tal vez alguna refracción superficial como pintura, para darle una mejor apariencia. Lo cierto es que los usuarios que decidan buscar desguaces obtendrán repuestos garantizados, o si lo que desean es vender sus coches tendrán un aliado para facilitarles la transacción.